Otras Noticias

Ver todas las noticias

El organismo asistencial destacó la participación de todos los sectores para apoyar a la población afectada por las lluvias

La titular de la Secretaría Ejecutiva del Voluntariado, Noris Narváez Córdova, señaló que lo que se requiere en este momento son sábanas, toallas

 

El Sistema DIF Tabasco agradeció la suma desinteresada de la iniciativa privada y de la sociedad civil organizada que participan en la recolección de víveres para el Centro de Acopio instalado por el organismo asistencial en el Salón Alas.

La titular de la Secretaría Ejecutiva del Voluntariado, Noris Narváez Córdova, informó que se inició la distribución de los insumos básicos que forman parte de los donativos en favor de las familias que atraviesan momentos difíciles a causa de las inundaciones.

Indicó que, a través de esta iniciativa impulsada por la presidenta del organismo asistencial, Dea Isabel Estrada de López, se privilegia la ayuda a los tabasqueños cuyas viviendas resultaron inundadas y se encuentran en refugios temporales.

Exhortó a sumar esfuerzos para salir delante de esta emergencia y continuar aportando víveres y productos de primera necesidad, que en estos momentos son de gran beneficio para la población damnificada. 

“Hacemos un llamado a seguir siendo solidarios con los hermanos tabasqueños que pasan esta situación tan difícil”, exhortó Narváez Córdova al señalar que la respuesta de la ciudadanía ha sido positiva, así como la de estados vecinos. 

Recordó que el Centro de Acopio se encuentra ubicado en el Salón Alas en avenida Heroico Colegio Militar sin número y que en estos momentos lo prioritario son sábanas, cobertores, toallas, ropa y calzado en buen estado y limpio; así como pañales de niño y adulto.

Dijo que en un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, también reciben alimentos no perecederos; granos como arroz, frijol y lentejas, agua purificada, productos de limpieza y de higiene personal. También pueden llevar cubrebocas, alcohol en gel, leche en polvo, pañales y otros artículos de primera necesidad.

“Las necesidades han ido surgiendo tanto en los albergues como con las personas que se encuentran refugiadas con familiares y en orilla de carretera que no quieren abandonar sus casas por temor a que lo poco que les queden”, añadió Noris Narváez.

Indicó que la población afectada tiene garantizada la ayuda humanitaria y que esta llegará directamente a sus manos y sin intermediarios. “Nosotros vamos y con apoyo de los voluntarios entregamos los donativos”, indicó.